TRUCOS PARA CREAR UN OFFICE

Un office en la cocina nos resuelve las inclemencias y necesidades de nuestro ritmo de vida. Ideal para aquellos que llevan un ritmo frenético y no quieren renunciar al placer de momentos propios en casa , ordenados y sin complicaciones.
Nos ofrece la posibilidad de una comida rápida o una cena informal. Un office mejora la organización diaria…

Un office en la cocina nos resuelve las inclemencias y necesidades de nuestro ritmo de vida. Ideal para aquellos que llevan un ritmo frenético y no quieren renunciar al placer de momentos propios en casa , ordenados y sin complicaciones.

Nos ofrece la posibilidad de una comida rápida o una cena informal. Un office mejora la organización diaria.
Cuando comenzamos a darle forma en nuestra cabeza a la idea de crear un office nos damos cuenta que existen muchas combinaciones y maneras posibles de hacerlo. En función de la planta de la cocina, con imaginación y un buen profesional y técnico, podemos crear un espacio lleno de funcionalidad y de personalidad.

Algunos tips a tener en cuenta:

Ubicación: El office debe tener una identidad independiente del resto del ambiente y eso se ver reflejar visualmente.

Iluminación: Fundamental para darle personalidad al office. Lo mejor es situarlo cerca de la ventana para disfrutar de una buena luz natural. Luces indirectas y cálidas para la noche que además marcan la diferencia de zona. Colgar lámparas directamente sobre la mesa da un toque industrial y moderno.

Barras: colocar una barra cerca a la zona de trabajo es una solución práctica para tomar desayunos o comidas rápidas. Mejor alejadas de la zona de cocción. Se puede escoger el tamaño, el color, el material, etc adecuándolo al diseño general de la vivienda.
Indispensables taburetes en función de la barra, de fácil limpieza y diseño ágil. Mejor que los elijas cómodos y con algo de respaldo.
Una mesa redonda para aprovechar los metros. Un office para cuatro requiere un espacio de entre 4 y 6 m2. En pocos metros, puedes decantarte por una mesa redonda: aprovecha mejor el espacio y propicia las sobremesas. Para cuatro deberá tener un diámetro de unos 76 cm.

Bancos esquineros o corridos, una buenísima opción si además los conviertes en lugares de almacenamiento. Si tu banco es corrido prueba de poner una mesa abatible que se convierta en un zócalo divertido cuando esté cerrada.

Soluciones invisibles: opta por mesas abatibles, extraíbles o camuflables en el propio fondo de los muebles de cocina. Si tienes pocos metros, mejor sillas plegables o taburetes apilables.

Medidas a tener en cuenta cuando diseñes tu zona office

  • De paso. Y desplazar las sillas necesitas 70 cm detrás de ellas, 100 cm si tienes almacenaje detrás.
  • Las piernas. Dobladas necesitan, como mínimo, un fondo de unos 35 cm. Lo óptimo es tener 45 cm.
  • Para comer. Elige los asientos en función de la altura de la mesa: unos 25 cm por debajo de esta